Widget Image
Artículos recientes
Siguenos
prueba imagen widget
prueba imagen widget
InicioreseñaZuma y el cocodrilo sagrado

Zuma y el cocodrilo sagrado

Zuma

Hace ya un año y medio vio la luz el Viaje de Od, el primer título de la colección «Las niñas cambian el mundo» de la editorial Tierra de Mú. Hoy llega a librerías el segundo título de esta afortunada colección: Zuma y el cocodrilo sagrado.

La autora de esta preciosísima historia es siempre Susanna Isern, acompañada a los pinceles por Rebeca Luciani. Pero antes de que te quedes impresionad@ con la bella historia de Susanna y los espectaculares colores de Rebeca, quiero comentarte que tengo el placer de poder dar la bienvenida a este álbum de la mejor manera: ¡con una promoción de LIBRO DEDICADO en la que colaborarán tanto su autora, Susanna Isern, como su ilustradora, Rebeca Luciani! Un lujo de promoción! Y, además, para l@s primer@s 20 que se apunten a la promo, recibirán unos regalos especiales. Pero estos detalles los dejo para después de la reseña.


Zuma y el cocodrilo sagrado
Atora: Susanna Isern; Ilustradora: Rebeca Luciani
Editorial: Tierra de Mú
Edad Recomendada Orientativa: a partir de 4 años

Trama

La sequía lleva a los animales a la desesperación y a abandonar las tierras adonde se encuentra el poblado de Zuma. La niña decide partir en búsqueda de agua, y después de muchas dificultades y peligros, tendrá un encuentro inesperado con un enorme cocodrilo. Pero este, en lugar de ser un peligro para ella, la ayudará con su búsqueda de agua. Zuma regresa al poblado con agua y con la buena noticia de que podrán seguir abasteciéndose gracias al lago creado por los cocodrilos. Los mayores dudarán de su palabra, pero ella tendrá el valor no solo de llevarles al lugar del que les ha hablado, sino también de demostrarles que los temibles cocodrilos representaban exclusivamente una alianza.

 

Contenidos y valores

Como ya pasó con El viaje de Od, el primer álbum de la colección «Las niñas cambian el mundo», no solo disfrutamos de una hermosa historia de ficción, sino que nos acercamos a la cultura y a la realidad social y geográfica de otros países. Con este álbum viajamos a África, y precisamente a Burkina Faso, y descubrimos uno de los más grandes problemas de esas tierras: la escasez de agua.

Es precisamente una prolongada sequía lo que impulsa Zuma a emprender su camino en busca de agua. Zuma aún siendo niña, sabe la importancia de un bien tan esencial como el agua y no duda en asumir la responsabilidad de procurarla, tanto para ella como para el pueblo.

Así es como desde el principio el personaje de Zuma se define como proactivo, concreto y empático. Sí, porque su intención es buscar agua no solo para ella, sino para todo su poblado.

En su periplo, Zuma y su fiel compañero de viaje Bongo, se encuentran con varias dificultades. Encontrar agua no es tan fácil como podía parecer en un principio. En su camino Zuma se encontrará con otros animales y con todos ellos se parará a hablar, buscando información que pueda ayudarla en su misión.  Su viaje  se alarga, pero Zuma en ningún momento toma en consideración la opción de regresar a casa sin agua. ¡Su determinación sin duda es impactante!

Transcurrido ya todo el día y entrada la noche, el cansancio la vence. Pero el lugar que Zuma elige para descansar no es más que una enésima prueba que espera a Zuma. Allí se encuentra atrapado un pequeño chacal y ella, confiando en lo que el pequeño le cuenta, intenta sacarle de allí. Una vez más Zuma demuestra su sensibilidad, su empatía, su proactividad.

Y aunque su energía y su intencionalidad es absolutamente positiva, no siempre esto da resultados inmediatos. Así como al partir en búsqueda de agua, no la consigue enseguida, tampoco conseguirá inmediatamente sacar al chacal. Ambos se quedarán atrapados, pero será justamente una tormenta improvisa que les permitirá salir del termitero.

En ese momento de la historia, aparece el cocodrilo sagrado que esperamos encontrar desde el momento en el que leímos el título.

Zuma no le tiene miedo a este cocodrilo gigante. Escucha sus palabras, confía en él, sube a su lomo y descubre un lago secreto donde podrá por fin abastecerse de agua. Zuma cumple con su propósito inicial, pero tendrá que enfrentarse a otro reto una vez llegue a su poblado, pues allí desconfían de todo lo que ella les cuenta.

Esta parte de la historia, en la que el personaje que cuenta la verdad no es creído y es tomado como un fanfarrón o impostor, me ha resultado muy interesante. Aún siendo una estructura narrativa que se ha utilizado muchas veces a lo largo de la historia literaria, me parece genial cómo y con quién se emplea aquí. Quién desconfía es el jefe del poblado, un hombre, que tacha de ridícula la historia de Zuma. La persona en la que desconfían es niña y es mujer. Zuma viene a representar esos dos colectivos que a menudo son menospreciados justamente desde el punto de vista de la credibilidad. Y no me refiero esta vez a la sociedad y cultura africana en la que se enmarca la historia, sino a nuestra realidad social y cultural. 

Los niños y las niñas no son tomados en cuenta, o si lo son es para que esto sea funcional a la vida adulta, no a sus necesidades auténticas. No confiamos en su grandeza, en su tremenda capacidad de conexión con la naturaleza, en su habilidad para resolver problemas, no confiamos -y esto es importantísimo- en su narrativa.

Y de la misma manera esto sigue aconteciendo con las niñas cuando crecen. Parece que estas nunca lleguen a alcanzar la madurez, entendida como momento de credibilidad. Parece siempre que tengan que demostrar su palabra, que tengan que tener hechos entre manos y que estos sean testificados por alguien más y por alguien que no solo sean mujeres. Un machismo duramente presente en nuestra sociedad hace que historias como la de Zuma tengan un valor altísimo, porque nos permiten construir un esquema mental diferente, donde una niña, una mujer, están en lo cierto, y quién no confía en ella se equivoca. 

Así Zuma llevará al jefe del poblado y a su abuelo, el único que sugiere confiar en la niña, a conocer ese mágico lago. Cuando por fin llegarán allí admitirán que lo que había contado Zuma era verdad.

Pero las aventuras para Zuma aún no se han terminado.

Al ver que el lago está lleno de cocodrilos, los habitantes del poblado, guiados por el jefe, deciden matar a todos los cocodrilos, para evitar que les agredan.

Una vez más Zuma demuestra su valentía y su confianza en su saber y experiencia. Ella entrará en el lago y nadará entre todos los cocodrilos para demostrar que la existencia de estos reptiles en nada perjudica a las personas.

 

 

Me ha sido inevitable recordar otro cuento de Susanna Isern, Salvar a los cocodrilos, en el que nuevamente una niña quiere salvarles y evitar que se hagan con ellos bolsos, zapatos y otros usos que implican su sacrificio. Sin duda tener como referencia positiva un animal que desde siempre se ha asociado con el peligro y con la agresividad hace que nos planteemos una diferente manera de ver el mundo. Un cambio de orden en las pirámide de valores, un cambio en la forma de mirar, una necesidad de empezar a escuchar.

La escucha es sin duda el don que Zuma demuestra tener a lo largo de toda la historia, comunicándose con los animales desde el principio, sintiendo su voz, dándole espacio y confianza. Zuma funda así un nuevo mundo, una nueva manera de vivir la realidad, respetuosa, justa, donde una convivencia pacífica es posible y necesaria.

Ilustraciones

El trabajo de Rebeca Luciani sobre el texto de Susanna Isern es de medalla. Asombrada me he hallado entreteniéndome tiempos largos para que toda la profundidad de su color me empapara. Un regalo para los ojos y para la mente, pues cada pincelada que construye la geometría de cada página merece ser mirada y admirada. En especial me ha dejado enamorada la portada, en la que Zuma aparece en ella como un elemento más de la naturaleza, al mismo nivel que los otros animales que allí son retratados. Un mensaje que está en absoluta consonancia con todo el álbum y que estremece de lo bonito que es.

Para qué y para quién

Este álbum es maravilloso para disfrutar de la belleza de la literatura infantil y juvenil. El texto y la ilustración se acompañan con plenitud y nos permiten desde ya los 4 años poder comprender la historia. Su texto es bastante largo, por eso es ideal para l@s peques que ya buscan algo más con respecto a un álbum ilustrado más canónico en duración y cantidad de texto.

Y l@s adult@s disfrutaremos de la belleza de las metáforas y símbolos empleados para transmitir mensajes que comprenderemos a cualquier edad. Mensajes tan importantes como la igualdad de género, la empatía, la proactividad, el respeto hacia toda persona y hacia todo ser vivo, la convivencia pacífica, la escucha. La conmistión con la naturaleza, la infinita felicidad que vivimos al poder tener lo que realmente cuenta, representado esto por el agua y por el juego de l@s niñ@s en el agua.


Como ves no miento cuando defino a Zuma y el cocodrilo sagrado como un imprescindible.

Es por eso que valoro mucho la disponibilidad que nos han brindado tanto Susanna como Rebeca, de dedicar los ejemplares que se encargarán esta semana aquí en La Cuentería.

promo zuma

Y además los primeros 20 pedidos, recibirán en regalo un imán y una postal con las ilustraciones tan preciosa de Zuma. ¿No te parece megafantástico?

Haz tu pedido aquí sin esperarte al último segundo: ya sabes que la promoción dura solo una semana, y luego no nos será posible añadir más pedidos.
Recuerda también que para que Susanna y Rebeca tengan el tiempo de dedicar con mimo y cariño los ejemplares, hace falta un poco de tiempo, así que los libros se enviarán desde La Cuentería a partir del 29 de octubre.

Si tienes duda para realizar el pedido, ponte en contacto conmigo enviando un mail a hola@lacuenteriarespetuosa.com, o enviando un whatsapp al 64607303o.

Entradas antiguas
Entradas nuevas
No hay comentarios

Deja tu comentario

Centro de preferencias de privacidad