Widget Image
Artículos recientes
Siguenos
prueba imagen widget
prueba imagen widget
InicioemocionesEMOCIONARIOS: LA IMPORTANCIA DE SENTIR, CONOCER, COMUNICAR

EMOCIONARIOS: LA IMPORTANCIA DE SENTIR, CONOCER, COMUNICAR

En los últimos dos años no hacemos más que escuchar hablar de emociones, inteligencia emocional, expresión de las emociones e incluso de control emocional. En la producción editorial también se han ido incrementando las publicaciones dedicadas a la exploraciones de estos temas, editándose libros y cuentos que se dedican sobretodo a definir las emociones, y que han sido denominados todos “emocionarios” robando el afortunado títulos al precursor de todos ellos: “El Emocionario. Hoy os propongo reflexionar sobre en qué manera estos libros pueden ser considerados como un elemento más en este camino de autoconocimiento y de expresión de nuestro yo hacia el mundo externo, y de qué manera podemos utilizarlos para aprovechar al máximo su propuesta.

Para empezar os propongo profundizar en la estructura de 4 de los mas conocidos emocionarios, ampliando nuestra investigación a través de una comparativa con cuentos propiamente dichos, que, sin tener el objetivo de definir la amplitud de nuestra emotividad, nos permiten mirar hacia nuestros adentro para mejor comprender qué pasa en nuestro interior en las varias situaciones que nos encontramos a vivir. 

Sin duda la exploración de nuestro mundo interior y el saber escuchar como nos sentimos con respecto a nuestras vivencias y a nuestros pensamientos está a la base de una vida plena y serena, con lo cual la importancia de reflexionar sobre las emociones y de saber reconocerlas, entenderlas y aceptarlas es un primer gran paso hacia nuestro autoconocimiento. La expresión de nuestras emociones es el segundo paso, de una importancia fundamental para que podamos establecer relaciones humanas auténticas, en la que el otro conoce nuestro estado de ánimo y puede tenerlo en cuenta en nuestra relación.

Tanta atención a nuestros sentimientos no solo no ha existido en las generaciones anteriores, sino que se ha perpetrado una represión emocional muy fuerte desde la infancia hasta la vida adulta, creando personas frustradas, infelices, incapaces de respetarse a asi mismas, der ser respetada y de respetar a la vez a los demás. Un cambio de paradigma es a lo que estamos asistiendo: se quiere permitir ese autoconocimiento, se quiere promover la exploración emocional de dentro para dentro y de dentro para fuera, para que podamos vivir nuestra vida con plenitud, en el respeto de nuestro ser más íntimo, sientiéndonos satisfechos y felices en nuestro camino.

Bren Brown - El poder de la empatía -

Bren Brown – El poder de la empatía –

Más de uno de los principios de la Crianza Respetuosa está relacionado a la esfera emocional.

Se habla de Empatía: ser capaces de practicar escucha activa con ell@s, permitiéndoles un espacio de expresión emocional que es el paso previo a la resolución de conflictos, tanto internos como externos.

Se habla de Atender las llamadas emocionales que nos pueden lanzar nuestr@s hij@s: el considerar el llanto, por ejemplo, como un lenguaje a la par que la palabra

Reseña emocionarios

En todo este panorama,

¿cual es la “función” que desempeñan los emocionarios?

Los emocionarios pueden representar una herramienta muy valiosa a la hora de poner palabras a lo que sentimos, identificar con más claridad una emoción, sus implicaciones y sus desencadenantes.

Se trata ni más ni menos de diccionarios de los cuales se ha ido sintiendo siempre más la necesidad para poder definir las emociones que sentimos con el fin de reconocer su existencia y su importancia.

“El Emocionario”, “Laberinto del alma” así como “El monstruo de colores” y el recién publicado “Emocionómetro del Inspector Drilo” tienden a sugerirnos estas definiciones, cada uno desde una perspectiva distinta.

Emocionario Di lo que sientes

El Emocionario se configura como un diccionario emocional que no se limita a ofrecer una definición de los varios estados anímicos, una de sus metas es mostrar la interconexión que existe entre todas las emociones, como vedremos ya desde su página introductoria donde las emociones parecen formar una especie de red que explicita como de un estadio podamos pasar a otro.

RESEÑA LABERINTO-DEL-ALMA

Laberinto del alma en cambio no nos muestra esta conexión entre una y otra emoción, y se centra más bien en comentar el estado emocional que define, proponiendo incluso una manera de reaccionar a determinada emoción. Es inevitable notar como este álbum tenga un enfoque que permite su lectura más completa y profunda para lector@s más bien adolescentes y adult@s, con especial atención a las mujeres que son las protagonistas de todas las ilustraciones de este álbum.

Reseña El Monstruo de Colores

El monstruo de colores se configura, a diferencia de los demás, como un cuento donde hay dos personajes que se proponen “ordenar” las emociones, proponiendo una asociación con los colores para reforzar la separación que se propone: la rabia se identifica con el color rojo, el amor con el rosa, el miedo con el negro, la tristeza con el azul, la tranquilidad con el verde y la alegría con el color amarillo. Su estructura de cuento y ese recurso de referencia cromática son los dos elementos que han hecho triunfar este emocionario básico entre l@s más pequeñ@s. Pero aún teniendo esta estructura, no ofrece otra reflexión sobre nuestras emociones que su identificación y definición.

El emocionómetro del Inspector Drilo

El Emocionómetro del Inspector Drilo es el más reciente de esta “serie” aunque destaca por tener una estructura mucho más elaborada consiguiendo a mi parecer una mayor empatía con l@s niñ@s, sobre todo l@s más pequeñ@s.

¿Cómo lo consigue? para empezar recorre a la estructura del cuento y de muchos cuentos dentro de ese mismo cuento: construye un mundo paralelo en el que se desenvuelven much@s personajes que interactuan entre ell@s y gracias a esa interacción y a experiencias identificables por l@s niñ@s que leen hacen que el entendimiento de una definición se asocie con una vivencia propia, permitiendo la asociación entre cuento y realidad. Esta conexión es la que echábamos en falta en los otros emocionarios que han sido publicados hasta la fecha de hoy y que Susanna Isern consigue proponer de una forma amena, atractiva y sin duda efectiva. Sobre El Emocionómetro hay muuuuchos más que decir y os hablaré con todo detalle de este nuevo libro el próximo lunes – y como no, habrá sorpresa 😉

Recetas de lluvia y azúcar

Otro emocionario que no he incluido en la imagen inicial es “Recetas de lluvia y azúcar“. Y no lo he incluido porque no puede reducirse a un emocionario, ya que también se propone definir valores cuales la amistad, ofreciendo otro punto de reflexión. Es muy peculiar en su género porque además hace uso de la ironía, el ingenio y la poesía para acercarnos reflexiones sobre nuestros estados anímicos, haciéndonos ver como podemos reconocer nuestros procesos de reacción emocional de una forma absolutamente consciente cuando no los estamos viviendo. Un emocionario lúcido y poético que se configura más bien como un viaje introspectivo que tiende a permitir una aceptación de nuestra manera de ser y estar. Un Emocionario estuoendo para acompañar la adolescencia y para consultar todas las veces que queramos a lo largo de nuestra vida adulta.

Pero volvamos a hablar de la cuestión que planteamos inicialmente sobre la utilidad de estos emocionarios.

Aprender la definición de una emoción no es suficiente para desarrollar lo que se define como Inteligencia Emocional que podemos definir como “un conjunto de disposiciones o habilidades que nos permite, entre otras cosas, tomar las riendas de nuestros impulsos emocionales, comprender los sentimientos más profundos de nuestros semejantes, manejar amablemente nuestras relaciones o dominar esa capacidad que señaló Aristóteles de enfadarse con la persona adecuada, en el grado exacto, en el momento oportuno, con el propósito justo y del modo correcto.” (fuente https://www.leadersummaries.com/ver-resumen/inteligencia-emocional).

En conclusión:

emocionarios como complemento a los cuentos

En nuestra casa prestamos muchísima atención a que nuestras hijas puedan sentirse libres de entender y de expresar sus emociones, y la escucha activa es uno de nuestras mayores herramienta a la hora de permitirles sentir e identificar sus sentimientos en el mismo momento en el que se están sintiendo.

Otro de los recursos que usamos, son sin duda los cuentos, que se configuran como una propuesta más de identificación emocional relacionada a una vivencia concreta.

Es evidente que todo cuento bien estructurado transmite una vivencia emocional porque de emociones estamos hechos, y son las emociones que – como dice su mismo origen latín- nos mueven. Pero hay cuentos que permiten que esa exploración emocional se desarrolle de manera muy profunda porque son capaces de conectar, eligiendo las justas palabras en conexión con la justa ilustración, con nuestro yo más íntimo, con nuestra emotividad, con los recuerdos que almacenamos en nuestro cerebro relacionados con las emociones que vivimos desde bien pequeñ@s y que serán la base de todas nuestras vivencias sucesivas.

cuento exploración emocional

He preparado un pequeño recopilatorio visual de cuentos que en casa tenemos como referentes para ayudarnos a entender nuestras emociones y consecuentemente a ponerles palabras cuando las sentimos.

cuentos y emociones

Aquí os dejo los titulos de cada cuento para que os sea más fácil tomar nota de ellos. Al hacer clic en cada título os llevo a la página de La Cuentería donde encontraréis una pequeña descripción del cuento y el enlace a su reseña completa en el caso de que la hice aquí en el blog.

Enfado: Los tentáculos de Blef, Lola se va a África, Fernando Furioso, Donde viven los monstruos

Como os decía más arriba, los emocionarios representan un complemento a estos cuentos, que por su estructura de cuento, permiten el proceso de identificación y de reflexión que un diccionario de emociones no puede ofrecer. Entonces primero habrá que estructurar nuestra biblioteca, y nuestras lecturas, alrededor de los cuentos y después ofrecer la posibilidad de consultación de uno de estos emocionarios que elegiremos según cual sea el enfoque que más nos interese ofrecer y según el tipo de lector al que se dirige.

Espero que os pueda ser útil esta información y que me contéis como utilizáis vosotr@s los cuentos y los emocionarios en relación al desarrollo de la inteligencia emocional de vuestr@s hij@ o alumn@s.

Que disfrutéis del finde, nos vemos el lunes con un sorpresón 😉

No hay comentarios

Deja tu comentario

Centro de preferencias de privacidad