Widget Image
Artículos recientes
Siguenos
prueba imagen widget
prueba imagen widget
Inicioálbum ilustradoDos alas – un cuento para volar con la imaginación

Dos alas – un cuento para volar con la imaginación

dos alas

A veces los roles de facilitadora de lecturas se invierten en casa y las pequeñas son quienes me descubren cuentos ¡e incluso me aconsejan que lo añada al catálogo de la librería! Es este el caso de «Dos alas«, un cuento que ha enamorado a Mirella y que nos ha regalado la puerta a confiar una vez más en la magia de la vida.

Dos Alas
Autoras: Cristina Bellemo, Mariachiara Di Giorgio
Editorial: Combel

Edad recomendada: a partir de 4 años


Trama

Un buen día el señor Guillermo descubre que en el jardín de su casa han brotado un par de alas. Al principio intenta encontrar la persona que las haya perdido, luego quienes se las hayas dejado allí. Finalmente las mira más de cerca y se acuerda que justo allí donde han brotado, hace muchos años, él mismo había enterrado su pequeña caja de tesoros. Emocionado el señor Guillermo empieza a cuidar de esas dos alas hasta que un día las calza y echa a volar!

Contenidos y Valores

Este álbum puede llegarse a esconder en la estantería de una librería o de una biblioteca durante años sin que nadie lo escoja. Su portada no grita «Léeme!», los colores tenues de las acuarelas y el hombrecito que aparece sujetando esa regadera roja no son tan llamativos como otros personajes. Eso pensé cuando vi por primera vez este libro. Lo leí. Me encantó. Y seguí pensando: quizás demasiado profundo, demasiado poético para l@s peques.

Lo dejé en nuestro salón, a la vista, para ver qué pasaba con mis hijas, si lo cogerían, si me pedirían leerlo. Allí se quedó durante una semana. Sin que nadie lo tocara. Y un buen día me cruzo con Mirella en el pasillo y en seguida me doy cuenta de que llevaba en las manos «Dos alas» y me dice: «¡Mamá este libro es precioso!»

dos alas cuento

Sus palabras me hicieron casi flotar, pero lo que me impactó fue la mirada desde la que las dijo. Sus ojos habían viajado a ese mundo mágico en el que todo es posible, en el que nuestros sueños, los que tenemos en la infancia, pueden llegar a ser el alimento de nuestra vida. 

Este para mi ha sido el centro de esta lectura, y así ha resultado ser para Mirella. La cosa me ha sorprendido y no poco. Pensé que para una niña o un niño no fuese posible apreciar esta historia por no haber vivido la distancia con su propia infancia y no poder dar importancia, como si de una retrospectiva se tratara, a lo que puede perderse en el camino.

¡Qué equivocada estaba! Nadie mejor que ell@s sabe lo importante que son las pequeñas cosas, los sueños que nadie entiende, la conciencia de que si amamos algo estamos dispuest@s a cuidarlo con todo nuestro cariño.

dos alas cuento

Una pelota pinchada, un tenedor sin púa, una piel de patata… Objetos que no tienen un valor en si, pero que son parte de unas vivencias tan emotivas que se quedan para siempre en nuestro corazón.

Guillermo atesora estos «momentos infinitos» como pequeños ladrillos que construyen nuestra identidad y que nos acompañarán, de una forma más o menos silenciosa, a lo largo de toda nuestra vida.

Este cuento nos hace reflexionar sobre cuan importante sea el hecho de cuidar de nuestros pequeños recuerdos, de mantenerlos vivos en nuestra memoria, porque es a partir de esa mágica receta que podrán brotar nuestras dos alas.

dos alas

Un cuento que consigue fundir, tanto con la ilustración como con el texto, humor y poesía sin perder ni gracia ni lirismo.
Es así como nos sugieren que nos tomemos la vida: riéndonos un poco de las situaciones, sin dramatizar los sucesos, y a la vez confiando en la magia y en la belleza, que no existen solo en las películas, sino que son tan reales como nosotr@s mism@s.

Una gran reflexión que desde su sencillez nos regala una profundo mensaje: que vivamos la vida tal como viene, sin tener sentimiento de culpa ninguno, pero sin desperdiciar las oportunidades que se nos ofrecen.

ilustraciones

Fue abrir este álbum y sentirme «en casa». La ciudad que cuentan las ilustraciones para mi ha sido un momento de vuelta a mi pasado: la ciudad en la que se ubica la historia aunque no haya ningún edificio claramente reconocible, es sin duda Roma, mi ciudad natal. Y no nos extrañe porque es justamente de esa ciudad que es Mariachiara Di Giorgio.

dos alas cuento
Me ha asombrado ver como sin muchas referencias determinadas esta ilustradora fuese capaz de hacerme sentir entre las calles del centro, en el barrio de Trastevere, o de pasear en la orilla del Tíber…!

¡Una manera para mi maravillosa de hacerle llegar a mis hijas una parte de mi infancia!

Y para quienes no sois de Roma (que imagino que seréis casi tod@s l@s que me léeis), podéis aprovechar de estos álbumes que vienen «de fuera»: automáticamente, junto con la historia y los mensajes que transmite, también estaremos ofreciendo la oportunidad de conocer otra cultura, otra arquitectura, otra forma de vivir. 

Para qué y para quién

Como os decía poco más arriba este cuento nos hace reflexionar sobre la vida de una forma muy filosófica sin ser demasiado abstracta. Insiste en el valor de las pequeñas cosas, en cuidar nuestras emociones y lo que hace especial nuestra vida.

Es un libro para leer con calma, y que os dará mucho más de lo que podéis imaginar: cada vez que lo leemos lo disfrutamos más. A mi me deja cada vez más serena, cada vez más consciente de lo afortunada que soy, cada vez más capaz de sentirme agradecida por todo lo que vivo.

Dos Alas ya forma parte de nuestro catálogo. Si te ha gustado lo que te he contado sobre este álbum y quieres regalártelo o regalarlo puedes hacerlo haciendo clic aquí.

Espero que la reseña de este álbum te haya gustado:)
Cuéntame qué te ha parecido: ¡me encanta saber tus impresiones!

No hay comentarios

Deja tu comentario

Centro de preferencias de privacidad